Noticias

Noticias

30/04/2012

Cuatro bodegas de la DO Tarragona cierran su presencia en Alimentaria de forma satisfactoria

Vins Padró de Bràfim, la Vinícola de Nulles, Cellers Unió y la Cooperativa de Vila-rodona a través de Castell d'Or han participado en el salón Intervin.

Fira de Barcelona ha vivido esta semana una nueva edición de la Feria Alimentaria, el escaparate internacional de la industria agroalimentaria que parece que es una de las pocas que sobrevive a la crisis y que ha recibido la asistencia de 40.000 visitantes más que la anterior edición, según los organizadores.
De nuevo el sector del vino ha tenido su protagonismo en el espacio de Intervin donde se han citado de lunes a jueves miles de profesionales para conocer y, sobre todo, catar las últimas novedades del sector. Algunas de las empresas más representativas de la DO Tarragona también se han desplazado hasta la capital catalana para mostrar sus vinos y realizar acuerdos comerciales con empresas y distribuidoras del sector.

Así, durante cuatro días los responsables de Vins Padró de Bràfim han presentado la ya conocida gama Ipsis y también la nueva imagen de los vinos comercializados con la marca Crinel que pronto todo el mundo podrá encontrar en los comercios. También Cellers Unió ha ido a Barcelona para mostrar los vinos que produce con diferentes D0’s catalanas, entre los que destacan los Roureda, de la DO Tarragona. El grupo Castell d’Or que incluye la Cooperativa de Vila-rodona también ha presentado en su amplio stand los vinos Flama Roja de la DO Tarragona. Estas tres empresas han ido en Alimentaria dentro del stand genérico de Catalunya y del INCAVI. En cambio, la Vinícola de Nulles ha presentado la gama Adernats de la DO Tarragona con un stand en solitario con el que también han dado a conocer la bodega modernista que año tras año recibe un número más importante de visitantes.